viernes, 6 de agosto de 2010

FOTO: ¡QUE ME COME!



Siempre que paso por aquí, (ahora, en verano todos los días pues es la piscina) al mirar hacia arriba tengo la sensación de que el edificio va a abrir la boca y a comernos con una carcajada posterior.