domingo, 18 de enero de 2009

LOS NÚMEROS UNEN DIFERENTES CULTURAS

(Artículo para el monográfico “Eliminación de la discriminación racial”.
Periódico del IES Ribera del Bullaque “La Bulla de la Ribera”)

A pesar de ser una profesora de Ciencias, no estoy en contra de las Letras. No creo que las Letras y las Ciencias se contra-opongan, es más creo que se complementan y se integran las unas en las otras.
La historia en las Ciencias es una gran desconocida para muchos. Sin embargo, estoy segura de nos aportan mucha información y de que nos ayudarían a hacer entender a nuestros alumnos/as qué es lo que tienen entre manos, qué es lo que estudian y porque se estudian determinados contenidos en un orden fijo.
La historia de las Ciencias, en particular de las Matemáticas, me ha hecho entender muchos conceptos matemáticos, pero además me ha hecho entender que la evolución y el desarrollo de las Matemáticas ha sido posible gracias al esfuerzo y el trabajo en común, de muchas culturas diferentes.
Está claro que nuestros alumnos conocen los números. Y hasta me atrevería a decir que conocen distintos tipos de números: naturales, enteros, racionales,… Es obvio que nuestros alumnos saben operar con la suma, la resta, … Pero ¿saben nuestros alumnos de donde proceden estos números? ¿Son los números iguales en todo el mundo? ¿Ha sido siempre así?
La evolución y desarrollo de nuestro actual sistema de numeración, ha sido el resultado del trabajo en común de muchos sabios de diferentes culturas y de mucho esfuerzo durante muchos años. Esto, sin duda, y la pequeña reseña de historia que voy a contar a continuación no es tan conocido, ni por los alumnos, ni por desgracia, por muchos de los profesores que dan clase en nuestros institutos.
Nuestro sistema de numeración procede de la India, fueron los Hindúes los que crearon el sistema de numeración posicional y con nueve de las cifras que actualmente utilizamos. Con las cifras del 1 al 9. Este sistema posicional fue adoptado por los árabes, la civilización árabe fue el centro de la cultura después de la caída del Imperio Romano y durante la Edad Media. Fueron los árabes los que añadieron el cero, para indicar que en determinadas posiciones no había, unidades o centenas o cualquier otra unidad. Los árabes en su expansión por el Mediterráneo, trajeron a España (entonces llamada Al-Andalus) su sistema de numeración posicional y decimal.



El Viaje de los números.



Entre los siglos XII y XIII se desarrolla en Toledo un fenómeno cultural conocido como Escuela de Traductores. Esta denominación no debe llevar a pensar en un centro educativo con profesores y estudiantes, sino más bien en un grupo de personas que trabajaron juntas o siguieron unos métodos comunes para trasladar a Europa la sabiduría de Oriente y -en especial- la de los antiguos griegos y los árabes.
En Toledo convivieron: sabios conocedores de la cultura que los árabes habían traído del Oriente, una importante comunidad de doctos hebreos y la llegada de intelectuales cristianos europeos, se genera así la atmósfera propicia para que Toledo se convierta en la mediadora cultural entre el Oriente y el Occidente de la época.
Con la llegada del rey Alfonso X, ya en el siglo XIII, comienza la etapa de las traducciones de tratados de astronomía, física, alquimia y matemática. Y con la llegada de estas traducciones, se adopta el nuevo sistema de numeración. Anteriormente se utilizaba el, mundialmente conocido, sistema de numeración romano. A continuación tenemos una tabla donde aparecen los sucesivos cambios que fueron sufriendo las cifras, hasta las que utilizamos actualmente. Hay que tener en cuenta que los árabes escriben de derecha a izquierda y nosotros al revés, por lo que en los sucesivos tratados castellanos las cifras fueron cambiando.

Inicialmente el nuevo sistema de numeración no tuvo una gran acogida, de hecho pasaron algunos siglos hasta que se implantó en toda Europa. Pero su fácil aprendizaje y manejo en todas las operaciones, frente al antiguo sistema romano, hizo que finalmente se implantara en toda Europa y en todo el mundo.
Hoy en día, el gran avance de las nuevas tecnologías le debe mucho a nuestro sistema de numeración y su fácil operatividad. Si no, pensemos en lo difícil que era hacer una simple multiplicación con números romanos (basta intentar multiplicar 243 x 12).
Por lo tanto, nuestra civilización, nuestro mundo actual, le debe mucho al pasado de otras culturas y a la cooperación entre esas diferentes culturas y razas. Deberíamos aprender del trabajo en común de Hindúes, árabes, hebreos , cristianos,… que realizaron durante la Edad Media. La integración de razas, culturas y conocimientos, puede dar muy buenos frutos.

3 comentarios:

Agustín Mora Palomares dijo...

Hola Eva, Soy Agustin, No puedo encontrar el otro acceso que me digiste para el periodico, porfabor revisalo y enviamelo a mi cuenta amrplmail@gmail.com o damelo en clase.
por cierto, tenemos un portal de educación en porzuna visitalo en: educa-porzuna.iespana.es

(sin wwww). gracias

Anónimo dijo...

bhghghsdgtfrhgfdhhghfg

Valerio Tic dijo...

Al hilo de lo que nos cuentas, que es muy interesante, te recomiendo "Historia Universal de las Cifras" de Georges Ifrah, aunque igual ya lo conoces. (http://valeriotic.blogspot.com/2009/03/el-mes-de-febrero-no-fue-muy-productivo.html) Enhorabuena por tu blog y ¡feliz aniblogsario!